La morada del Espíritu Santo en el  creyente
LA VERDAD BÍBLICA DEL
ESPÍRITU SANTO MORANDO
EN EL CREYENTE

Por Guarneri, Carlo

Introducción: Vivimos en tiempos de gran confusión respecto a muchas enseñanzas bíblicas. Tristemente no podemos dejar de incluir en esta lista la trascendental enseñanza bíblica sobre la persona de Espíritu Santo.
Proposición: Me propongo presentar por lo menos 30 versículos de la Biblia para demostrar que el Espíritu Santo viene a morar en la persona del creyente en el mismo momento que recibe a Cristo como Salvador y para permanecer en él para siempre. Éstos pasajes son los siguientes y se aconseja estudiarlos a la luz de su contexto.

1. Ezequiel 36:27 (Obediencia)16
2. Juan 7:39 (Por creer en Cristo)
3. Juan 14:16-17 (“con” y “en” cambio)
4. Hechos 1:8 (Promesa cumplida)
5. Romanos 5:5 (Fue dado)
6. Romanos 8:9 (somos de Cristo)
7. Romanos 8:11 (resurrección)
8. Romanos 8:15 (somos hijos)
9. Romanos 8:23 (tenemos)
10. 1 Corintios 3:16-17
11. 1 Corintios 6:19
12. 1 Corintios 12:13
13. 2 Corintios 1:21
14. 2 Corintios 1:22
15. 2 Corintios 5:5
16. 2 Corintios 6:16
17. Gálatas 3:2
18. Gálatas 3:14
19. Gálatas 4:6
20. Efesios 1:13-14
21. Efesios 4:30
22. 1 Tesalonicenses 4:8
23. 2 Timoteo 1:14
24. Tito 3:5-6
25. Santiago 4:5
26. 1 Pedro 4:14
27. 1 Juan 2:20
28.. 1 Juan 2:27
29. 1 Juan 3:24
30. 1 Juan 4:13

“Dios no da el Espíritu por medida.” 
Juan 3:34 b. El Señor no nos ha dado el Espíritu Santo a cucharaditas como jarabe para la tos.

La Biblia dice “a la ley y al testimonio, si no fuere conforme a esto es que no les ha amanecido.” Isaías 8:20.

 El Señor Jesús dijo: “Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.” Mateo 22:29.

 Nuestra autoridad es la Biblia, no la experiencia. Aunque no lo sintamos. El Señor dice en su palabra que “EN CRISTO ESTAMOS COMPLETOS,” Colosenses 2:9-10. 




















Porque por fe andamos, no por vista. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.7.

Por lo tanto no nos falta nada. Nosotros los creyentes tenemos al Espíritu Santo morando permanentemente en nosotros desde el primer día que Cristo nos salvó. . Salmo 23:1.

 ¿Qué debemos hacer si sentimos que no lo tenemos?
Primero: creerlo, creer sus promesas, Su Palabra. 20porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios. Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 1.20.  

Segundo: No confiando en nuestras emociones. 







Nuestra fe debe estar basada en los hechos, la Palabra de Dios, como el carbón o leña se echa en la máquina. Las emociones o sentimientos pueden venir después, pero debemos andar por fe en la Palabra, no confiando en nuestros sentimientos. El tren no camina si se echa la leña o el carbón en el furgón de los sentimientos.

 7(porque por fe andamos, no por vista); Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.6–7.

No dependa de sus sentimientos.









Nuestra autoridad es la promesa de la Palabra de Dios y no nuestros sentimientos. El cristiano vive por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra. El dibujo del tren nos ilustra la relación entre el Hecho (Dios y su Palabra), la Fe (nuestra confianza en Dios y Su Palabra), y los Sentimientos (el resultado de nuestra fe y obediencia). (Juan 14:21) El tren caminará con o sin el furgón de cola. (Ninguna persona sensata echaría el carbón en el cabuz, carro trasero o furgón con la intención de echar andar el tren)  Sin embargo, sería inútil tratar de accionar el tren por el furgón de cola. De la misma manera, nosotros, como cristianos, no dependemos de nuestros sentimientos o emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y las promesas de Su Palabra.

7(porque por fe andamos, no por vista)
Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.7.

Es maravilloso sentir emociones como cuando el fuego de Dios, el gozo y la paz nos hinchan el pecho. Pero hay que tener cuidado. El desaliento viene como consecuencia de vivir en las emociones y sentimientos, que varían constantemente. Dios no trabaja por medio de experiencias emocionales; estas pueden estar presentes, pero no son la base de la bendición y aprobación de Dios, sino estar confiado en Su Palabra.

PARÁFRASIS, COMENTARIO:
16 Estoy confiado en el evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; 17 El evangelio nos muestra de qué manera Dios hace justos delante de él a los que creemos en Cristo Jesús, que murió en la cruz y resucitó. Como dice la Biblia: «Aquellos a quienes Dios ha vestido con su justicia y por lo tanto aceptado, los que han sido aprobados por Dios, han de vivir siempre por fe y para siempre.» Rom 1.16-17, Habacuc 2.4. Carlo Guarneri




















Cómo caminar en el Espíritu. La fe (confianza en Dios y Sus promesas) es la única forma por la cual el cristiano puede vivir una vida controlada por el Espíritu. Conforme usted continúa confiando en Cristo momento a momento:

Tercero: rendirse. 

Cuarto: echar mano de lo que Dios nos ha dado por fe y es nuestro por gracia.

Conclusión y resumen: Mi querida iglesia, ¿cuántos versículos de la Sagrada Escritura se necesitan para someterse a la verdad de Dios? Para mí son suficientes tres conforme al principio bíblico de Deuteronomio 19:25. 
Por el testimonio de dos o tres testigos se decidirá un asunto. Deuteronomio 19:15 (1989). Reina-Valera. Esto está múltiple por 10.

Contact Us