Enseñanzas básicas sobre
        el Espíritu Santo
Enseñanzas básicas sobre el Espíritu Santo

ensenanzasbasicassobreelEspirituSanto

¿Se ha preguntado quién es el Espíritu Santo? Los seguidores de Juan el Bautista tuvieron que admitir, "Ni siquiera hemos oído que hay un Espíritu Santo." (Hechos 19: 2)

Así que vayamos a la Palabra de Dios para descubrir algunas cosas sobre el Espíritu Santo, y por qué es un tema tan importante.

¿QUIÉN es el Espíritu Santo?
"Él es una persona. Una de las personas de la Tri-Unidad de un solo Dios. 19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre (singular usado en tres personas) del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 28.19.




































 Él es el Espíritu de Dios y de Jesús mismo" (Romanos 8: 9). Juan 16:13 dice: " Él es el Espíritu Santo, que guía a toda la verdad ... "

¿QUÉ hace el Espíritu Santo?
El Espíritu Santo nos consuela (Juan 14: 16); ora por nosotros (Romanos 8:26 ) y nos guía a la verdad (Juan 16:13). Éstas son sólo algunas cosas que el Espíritu Santo hace por nosotros.

¿DÓNDE está el Espíritu Santo?
El Espíritu Santo está en todas partes (Salmo 139: 7-8), sin embargo, vive dentro de nosotros. "Tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo, que vive en ti y te fue dado por Dios" 
19¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 6.19–20..

¿POR QUÉ vino el Espíritu Santo?
Para traer gloria a Cristo y darnos la fortaleza para llevar el Evangelio por todas partes: "Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra" (Hechos 1:8).

El Espíritu Santo en nuestra vida
Gálatas 5: 16 dice: "Por eso digo, que el Espíritu Santo guíe sus vidas. Entonces no va a hacer lo que anhela su naturaleza pecaminosa."

Las religiones nos dicen que tenemos que vivir de cierta manera, pero sólo los que han recibido a Cristo tienen el poder para vivir cómo Dios quiere que vivamos. Ese poder proviene del Espíritu Santo que vive dentro de nosotros.

¿Cómo somos llenos del Espíritu Santo?
La llenura del Espíritu Santo.
http://discipuladointernacional.homestead.com/lallenuradelEsp-rituSanto.html?_=1464461495412

Usted debe querer ser guiado por el Espíritu (Mateo 5: 6)
Confiese sus pecados (1 Juan 1: 9)
Entregue cada área de su vida a Dios (Romanos 12: 1-2)
Por fe, pida ser lleno del Espíritu Santo, de acuerdo a Su mandamiento: "...sean llenos del Espíritu" (Efesios 5:18) y Su promesa: "cuando pedimos conforme a su voluntad, él nos oye..." (1 Juan 5:14).

Haga a Cristo el centro de su vida, que sea Él que está en el trono de su corazón.














Usted puede hablar con Dios y decir algo como lo siguiente:

"Querido Dios, te necesito. Te pido perdón por todas las cosas malas que he hecho. Quiero que me ayudes. Sé que mis pecados han sido perdonados porque enviaste a Jesús a morir en la cruz. Gracias por perdonarme. Quiero que Jesucristo tome el control de mi vida. Por favor, lléname con tu Espíritu Santo. Dame Tu sabiduría y poder para vivir una vida que te glorifique."

Contact Us
No dependa de sus sentimientos.
Nuestra autoridad es la promesa de la Palabra de Dios y no nuestros sentimientos. El cristiano vive por fe (confianza) en la fidelidad de Dios mismo y Su Palabra. El dibujo del tren nos ilustra la relación entre el Hecho (Dios y su Palabra), la Fe (nuestra confianza en Dios y Su Palabra), y los Sentimientos (el resultado de nuestra fe y obediencia). (Juan 14:21) El tren caminará con o sin el furgón de cola. Sin embargo, sería inútil tratar de accionar el tren por el furgón de cola. (Ninguna persona sensata echaría el carbón en el cabuz, carro trasero o furgón con la intención de echar andar el tren)  De la misma manera, nosotros, como cristianos, no dependemos de nuestros sentimientos o emociones, sino que ponemos nuestra fe (confianza) en la fidelidad de Dios y las promesas de Su Palabra.

7(porque por fe andamos, no por vista)
Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Co 5.7.

Es maravilloso sentir emociones como cuando el fuego de Dios, el gozo y la paz nos hinchan el pecho. Pero hay que tener cuidado. El desaliento viene como consecuencia de vivir en las emociones y sentimientos, que varían constantemente. Dios no trabaja por medio de experiencias emocionales; estas pueden estar presentes, pero no son la base de al bendición y aprobación de Dios, sino estar confiado en Su Palabra.

PARÁFRASIS, COMENTARIO:
16 Estoy confiado en el evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; 17 El evangelio nos muestra de qué manera Dios hace justos delante de él a los que creemos en Cristo Jesús, que murió en la cruz y resucitó. Como dice la Biblia: «Aquellos a quienes Dios ha vestido con su justicia y por lo tanto aceptado, los que han sido aprobados por Dios, han de vivir siempre por fe y para siempre.»Rom 1.16-17, Habacuc 2.4. Carlo Guarneri

7Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8Y cuando él venga, convencerá al mundo 

de pecado, 

de justicia 

y de juicio. 

9De pecado, por cuanto no creen en mí; 

10de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 

11y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.   Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 16.7–11.