Y algunas pocas cosas más.

Un resumen de una confesión de fe más algunas otras doctrinas.

por Carlo Guarneri. Diez de mayo del 2016.

PROPOSICIÓN: Como saber si una iglesia es verdaderamente cristiana desde el punto de vista teológico. Una cosa es lo que se cree y otra si se practica. Las cinco solas expresan cinco creencias fundamentales, que son como pilares esenciales para la Iglesia, y la vida y práctica cristianas.

1.Sola Scriptura – Solo la Escritura (La Biblia es el único estándar de Fe y Practica)
















La Escritura dice: … las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (Salmo 119:18; Salmo 138:2; 2 Timoteo 3:16-17). Este lema define la función de las Escrituras como única autoridad sobre la iglesia. Cualquier autoridad, organización, experiencia, liderazgo, motivo o práctica dentro de la iglesia debía estar sujeta al lema de Solo la Escritura.

















2.Sola Fide – Solo por Fe (Justificación solo por la Fe)

La Escritura dice: “16sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Gl 2.16–17...” 




















Ninguna persona nace salva, nadie hereda la salvación, ni nadie puede salvarse a sí mismo o salvar a otros. Solo la fe salva. Y esa fe es en Cristo. El Objeto de la Fe es Cristo.

3: Sola Gratia – Solo por Gracia (La salvación es solo por la Gracia de Dios)



























“Cristo, por su obediencia y muerte, saldó totalmente la deuda del pecador; y por el sacrificio de sí mismo en la sangre de su cruz, sufriendo en el lugar de ellos el castigo que merecían, hizo una satisfacción adecuada, real y completa a la justicia de Dios en favor de los pecadores.”















La Escritura dice: 8Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ef 2.8–10. 6Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ro 11.6.

10 Y en virtud de esa voluntad somos santificados mediante el sacrificio del cuerpo de Jesucristo, ofrecido una vez y para siempre.  11 Todo sacerdote celebra el culto día tras día ofreciendo repetidas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados. 12 Pero este sacerdote, CRISTO,  después de ofrecer por los pecados un solo sacrificio para siempre, se sentó a la derecha de Dios, 13 en espera de que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. 14 Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando. 17 Después añade:   «Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades.»  18 Y cuando éstos han sido perdonados, ya no hace falta otro sacrificio por el pecado. International Bible Society, Nueva Versión Internacional, (East Brunswick, NJ: Sociedad Bı́blica Internacional, 1979), He 10.10–18.

4: Solus Christus o Sola Christo – Solo por Cristo (Solamente por medio de la obra de Cristo en la cruz hay salvación)
La salvación es solamente a través de la obra de Cristo en su crucifixión y resurrección, quien intercede por nosotros. Cristo tomó sobre sus espaldas la pena y pagó todo lo que los pecadores habían de pagar por justo juicio de Dios.”

La Escritura dice: 24quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, …. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 P 2.24. del El Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 21No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley (las obras, el ser buenos) fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Gl 2.20–21























































“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos,…. en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.;…” (1 Timoteo 2:5-6, Ef. 1.7)






















5: Soli Deo Gloria – Solo a Dios la Gloria (Solamente se le debe dar la Gloria a Dios en la Salvación de los pecadores)























La Escritura dice: “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios… Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. (1 Corintios 10:31; 1 Pedro 4:11)


Este lema define la esencia de la adoración a Dios.. En esencia la adoración debe tener a Dios como el centro. Toda adición no sancionada por la Escritura debe ser desechada. El entretenimiento así como el gusto y la complacencia personal no tienen lugar en la adoración a Dios.

A esto puedo añadir:
1. la doctrina de la Tri-Unidad de Dios. Un solo Dios en tres personas. 
La Escritura dice: 19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en EL NOMBRE del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 28.19.
































2. La doctrina de la segunda venida de Cristo.
La Escritura dice:  13aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, 14quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Tit 2.12–14.
voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Jn 14.2–3.































3. El juicio final
​La Escritura dice: El juicio ante el gran trono blanco.
11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ap 20.11–15.













4 . El cielo
La Escritura dice: 10Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ap 21.10–11.























5 . La doctrina del infierno.
La Escritura dice:   41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.  46E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.  Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Mt 25.41–46.




























Para la gloria de Cristo. Amen
LAS CINCO SOLAS
Debe ser una iglesia CRISTOCÉNTRICA
Contact Us