JESÚS DE NAZARET COMO                         HOMBRE
​CUATRO ESTUDIOS ACERCA DE LA SALVACIÓN - PLAN DE SALVACIÓN

Por Carlo Guarneri
A 28 de julio del 2008

PUEDES PASAR LA LETRA EN ITÁLICA

Mi propia experiencia. Tuve una cita con Emilio Aanderud en su oficina el 26 de diciembre de 1961 en la tarde. En el camión (autobús) urbano Dios puso en mi corazón el deseo de ser salvo. Sin embargo yo no entendía, creo, exactamente el significado de todo esto, sus alcances e implicaciones. Uno sabe como católico que hay infierno y cielo y que uno no quiere ir al infierno. Cuando llego a la oficina de Emilio en su casa quisimos hablar pero él no hablaba español y yo no hablaba inglés. Tratamos de entendernos y no fue posible. Nos pusimos de rodillas y él oró en inglés. Pienso que si todo hubiera quedado allí, yo estaría perdido. Había muchas cosas que no entendía y me llevó meses lograrlo. No tenía ninguna base o trasfondo de conocimiento bíblico o de la persona del Señor Jesús. Si la tenía era muy vaga. Había tratado de leer el Nuevo Testamento de los Gedeones, aunque no sabía lo que estaba leyendo y parecía que lo hacía de noche con la lámpara apagada. Al leer o ir leyendo el evangelio de Marcos, me parecía que había leído esto en alguna otra parte, muy nebulosamente. Pues si lo acababa de leer en el evangelio de Mateo.

Si no hubiera sido por Silvestre, al cual evidentemente Dios usó, que me ofreció estudiar el curso de Trabajo Personal de Rubén Torrey, no sé dónde estaría hoy en día. Estudiando este curso llegamos a un pasaje que según el libro era lo que debía uno hacer si era perseguido. Los versículos antes de 1ª de Pedro 2:24. No recuerdo si Silvestre leyó este versículo también, pienso que sí, y al leerlo en mi imaginación vi mis pecados en la cruz que cargaba Jesús. Silvestre no fue consciente de lo que Dios estaba haciendo en mí en ese momento.

Un año después leyendo el Nuevo Testamento de los Gedeones que me habían regalado y analizando cada versículo, llegué a este pasaje y Dios me lo recordó. Ahora tenía más luz. Dios me mostró o recordó este versículo, llegué a la convicción de que Dios usó 1ª de Pedro 2:24, al creer, para salvarme.

Alrededor de 1970 recibí una buena cantidad de material de discipulado de la organización cristiana "Los Navegantes", que NavaPress los imprime. Entre ellos estaban esto cuatro estudios que he usado muchas veces. Los usé con los que hicieron una decisión en la campaña del teatro Calderon de Tapia y Juarez, Monterrey, N.L. donde predicó Dennis Letts. Benjamín Martínez me  dijo un día que durante esos estudios el recibió a Cristo.

Me he cambiado de casa infinidad de veces. Presté estos estudios a no se que otras personas, al punto que los perdí. Pero tenía una idea clara de su contenido y no fue deifícil ir a la Biblia y hacerlos de nuevo.

¿Es posible que una persona haga una decisión sin conocer a la persona de Cristo y ser salvo? Pienso que no. Dios lo toma en cuenta. Pienso que si la persona es sincera y persiste, a medida que conoce la Biblia y por lo tanto a Dios en Cristo, creyendo, Dios lo salva. A Cristo hay que conocerlo bien como lo presenta la Biblia.

La Biblia dice que hay muchos dioses y muchos señores. Jesucristo dijo que vendrían muchos cristos.  Así que hay muchos. Pero no todos son el Jesucristo de la Biblia. ¿Cual de todos es en el que tu crees?
sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. 5Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), 6para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. Reina Valera Revisada (1960), (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Co 8.4–6.



















I.JESÚS DE NAZARET COMO HOMBRE

Por Carlo Guarneri
A 21 de Septiembre de 1994

Introducción: Un estudio basado en el evangelio de Lucas. Lucas era un profesional, un médico. El vocabulario que Lucas usa es muy selecto y elevado. Lucas presenta a Jesús como el prototipo de la humanidad, el Hijo del Hombre. Lo que no pudo ser Adán, Jesús lo fue. Jesús vino a reemplazar a Adán como cabeza y substituto de la humanidad. Lucas presenta a Jesús como un ser humano como cualquiera de nosotros.

SU ORIGEN
1.Jesús como hombre fue engendrado por virtud del Espíritu Santo. Mateo 1:18, Lucas 1:26-36. Posiblemente esto sucedió el 25 de diciembre del año 7 antes de Cristo. O una fecha muy cercana.
2.Jesús como hombre nació en Belén en un pesebre. Lucas 2:4-7.
















Más tarde vivió en una casa. Mateo 2:11. Posiblemente esto sucedió el 25 de septiembre del año 6 antes de Cristo. O una fecha muy cercana.



















Usó pañales. Mi Interpretación personal es que si hay que usar pañales, la persona hace popó y orina, y hay que cambiárselos con frecuencia.
3.Jesús como hombre creció físicamente en estatura. Lucas 2:52.
4.Jesús como hombre fue descendiente del patriarca Abraham y del rey David. Lucas 2:23-38, Mateo 1:1-17 (Las genealogías no son para leerse), Romanos 1:2-3 y Gálatas 4:4.
5.Jesús como hombre fue pobre. Lucas 9:58.

SU IDENTIDAD
6.Jesús como hombre nunca salió de Tierra Santa. Lucas 2:39-47, Gálatas 4:16.
7. Jesús no era hijo de José. José lo adoptó para proteger al Salvador.
8.Jesús como hombre fue carpintero, un hombre fuerte y varonil. Marcos 6:3. Posiblemente de pelo     y barba corta.











9.Jesús como hombre fue el Maestro de maestros. Mateo 23:8.
























Esta persona o dibujo hace una representación de Jesús. No sabemos como fue él fisicamente.

10.Jesús como hombre fue bautizado. Lucas 3:21-23.













SUS NECESIDADES.
11.Jesús como hombre fue tentado. Lucas 4:1-2, Hebreos 2:18 y 4:15.
“Cristo como hombre sufrió la tentación exactamente como nosotros Hebreos 2:14, 17-18; 4:14, 15. El Señor sufrió el peso de la tentación en su más alto grado, pero la venció, no pecó. Por eso él es profundamente compasivo y misericordioso, con nosotros los que somos tentados, y extiende su misericordia a nuestro favor. “CAT
12.Jesús como hombre tuvo hambre. Lucas 4:2 y Marcos 11:12.
13.Jesús como hombre se cansó. Juan 4:6.
14.Jesús como hombre tuvo sed. Juan 4:7.
15.Jesús como hombre dormía. Lucas 8:23.

SU VIDA SOCIAL, Y SUJETO A LA LEY
16.Jesús como hombre no tuvo educación. Juan 7:15.
17.Jesús como hombre fue a banquetes, oyó música, comió y bebió vino. Lucas 7:33-34.
18.Jesús como hombre condenó la religión de su época. Él estuvo en contra de la hipocresía, de la injusticia, del legalismo. Mateo 23.
19.Jesús como hombre fue apresado como un criminal por los alguaciles judíos (no por los soldados romanos) Lucas 22:52-53 y Juan 18:3.

20.Jesús como hombre fue desposeído de sus ropas (desnudado), fue maltratado y crucificado entre dos ladrones como un criminal cualquiera. Mateo 27:26, 28, 30 y 35. La Biblia dice que cuando Él murió cargo nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz. 1 Pedro 2:24.










































21.Jesús como hombre fue perfecto, nunca pecó.

EXPERIMENTÓ EL DOLOR Y LOS SENTIMIENTOS HUMANOS
22.Jesús como hombre lloró. Juan 11:35
23.Jesús como hombre se enojó. Lucas 19:45-46, Efesios 4:26.














24.Jesús como hombre fue compasivo y ayudó a otros. Mateo 9:36.
25.Jesús como hombre amó y sintió simpatía.
¿Qué es simpatía?

ESTUVO SUJETO A LA LEY DE LA MUERTE. MURIÓ UNA SOLA VEZ. Hebreos 9:27.
26.Jesús como hombre murió y su cuerpo fue colocado en una tumba. Lucas 23:50-53.
27.Jesús como hombre resucitó con un cuerpo físico. Lucas 24:36-43.



















CONCLUSIÓN: Hebreos 9:27-28.
14Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 2.14.

18Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados. Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 2.17–18

1Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 3.1–2

14Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 15Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), He 4.14–15.

Contact Us